El verdadero culpable

Un hombre fue al puesto de guardia a denunciar el robo de su burro. Una vez allí, y enterados al detalle de lo sucedido, los policías comenzaron a hacerle observaciones:

Usted ha tenido poco cuidado. ¿Cómo se le ocurre tener un simple cierre de madera en la puerta de la cuadra en vez de un sólido cerrojo? – opinó uno. burro

No puedo creer que desde la calle se pudiera ver el burro, siendo una tentación para cualquiera. ¿Es que no se le pasó por la cabeza nunca guardar al animal de miradas ajenas elevando las paredes de la cuadra? -dijo otro.

Un tercero, en tono crítico, le censuró:

¿Pero dónde estaba usted en ese momento? ¿Cómo es posible que no viera al ladrón marcharse con el burro?

De este modo fueron cayendo sobre él un buen número de acusaciones hasta que, harto ya de esa situación, dijo:

Señores, acepto todo lo que me han dicho, pero algo de culpa también ha de tener el ladrón, ¿no creen?

Empezar por lo pequeño

Un asceta meditaba profundamente en su cueva cuando se sintió molestado por un ratoncillo que se puso a roer sus ropas.

  • Márchate estúpido -dijo el ermitaño-. ¿No ves que has interrumpido mi meditación? 
  • Es que tengo hambre -contestó el ratón.
  • Llevaba más de treinta días de meditación buscando la unidad con Dios y me has hecho fracasar -se lamentó el ermitaño.
  • ¡Cómo buscas la unidad con Dios si no puedes siquiera sentirte unido a mí que sólo soy un simple ratón? -respondió el roedor.

Cielo

ÚLCERA

4 Remedios Naturales.

Zumo de patata

Crea una película protectora de la mucosa gástrica, que además ayuda a que se desinflame. Debe tomarse como mínimo por la mañana y por la noche antes de cada comida.

Infusión de regalizclip_image001

Protege la mucosa gástrica, neutraliza la acidez y calma la sensación de ardor. Se prescribe como terapia de apoyo para las personas afectadas de ulceras gastroduodenales. Se puede tomar en decocción simple (2-3 tazas al día tras las comidas).

Compresas de manzanilla

Se preparan con una infusión de la planta y una tela de hilo o algodón que deberá rodear el abdomen, sujeta con una tela de lana o franela. Ejerce un efecto antiinflamatorio.

Arcilla

Sus cataplasmas en el abdomen calman el dolor y la inflamación. Se aconseja aplicarlas al levantarse y renovarlas cada cuatro horas.

 

 

Artículo extraído de: Revista CuerpoMente (Carlota Mañez)

El Maestro y el alumno

Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo:

Profesor, lo que más me alegra de haber terminado sus clases es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburrida

El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado.

El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó:

¿Cuando alguien te ofrece algo que no quieres, lo recibes?DSC_6676

El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta.

¡Por supuesto que no!, contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho.

Bueno, prosiguió el profesor. Cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar.

No entiendo a qué se refiere, dijo el alumno confundido.

Muy sencillo, replicó el profesor. Tú me estás ofreciendo rabia y desprecio, y, si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo. Y yo, mi amigo, en verdad prefiero obsequiarme mi propia serenidad.

Muchacho, concluyó el profesor en tono gentil, tu rabia pasará, pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa. Yo no puedo controlar lo que tú llevas en tu corazón, pero de mí sí depende lo que yo cargo en el mío.

No permito

No permito que otro dirija mi vida, porque mi vida es mía y porque asumo las consecuencias de mis decisiones al admitir mi propia RESPONSABILIDAD.

No permito que otro invada mi espacio vital, porque reivindico el espacio que me ha otorgado la Naturaleza por ser NATURAL.

No permito que otro contamine el aire que respiro, porque éste es alimento de mi cuerpo, es lo que me hace VITAL.IMG_7205

No permito que otro limite la calidad de mis sentimientos, porque éstos son fruto de mi alma y estoy dedicando esta vida a crear un alma fuerte y equilibrada, partiendo desde mi propia VOLUNTAD.

No permito que otro me hiera con sus ironías y con sus críticas, porque éstas volverán a él al ponerle el escudo de mi SERENIDAD.

No permito que otro me esclavice con argumentos de un aparente amor, porque mi amor es libre y porque elijo con quien compartir mi INTIMIDAD.

No permito que otro inculque en mí pensamientos que yo no quiero, porque aunque mis oídos oigan, mi inteligencia filtra y mi ser interior elige, día a día, lo mejor para mi evolución, la VERDAD.

No permito que otro limite la profundidad de mis pensamientos, porque son míos y no tengo porque ser igual a los demás,

simplemente he nacido con el poder de la CREATIVIDAD.

No permito que otro limite el vuelo de mi espíritu, porque simplemente he decidido ser UNIVERSAL.

No permito que otro robe mis ilusiones, porque éstas son alimento de mi espíritu, y éste ansía LA LIBERTAD.

PORQUE SOY LIBRE, HE DECIDIDO, SIMPLEMENTE, "AMAR"

El pozo

Un hombre cayó en un pozo, y no podía salir.

Una persona subjetiva pasó y le dijo: “Lamento que estés allí abajo”.

Una persona objetiva pasó y le dijo: “Era lógico que alguien se iba a caer en ese pozo”.

Un fariseo pasó y le dijo: “Sólo las personas malas caen en pozos”.

Un matemático calculó cuán profundo era el pozo.

Un periodista quería la historia exclusiva sobre la caída en el pozo.

Un inspector de Hacienda quiso saber si estaba pagando impuestos por el pozo.

Un vendedor dijo: “No has visto nada si no has visto mi pozo”.

Un predicador de plagas y castigos dijo: “Te mereces el pozo”.

Un científico observó: “El pozo está en tu mente”.

Un psicólogo dijo: “Tu padre y tu madre son los culpables de que estés en el pozo”.

Un optimista dijo: “Las cosas podrían ser peores”.

Un pesimista dijo: “Las cosas se pondrán peores”.

Un hombre compasivo no dijo nada, y le sacó del pozo.

IMG_0012

 

Extraído de: Cuentos para educar en valores

HIPOPRESIVO, EJERCICIOS DE KEGEL Y/O BANDHAS

GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA (Hipopresivos)

Es una técnica que fortalece la musculatura del periné, y recoloca las vísceras de la zona simultáneamente.

Son una serie de posturas, que combinadas con una respiración especial (una apnea espiratoria), hacen que el diafragma se eleve y actúe, por un lado elevando también el paquete visceral (útero-vagina, uretra-vejiga, recto e intestinos), y por otro, gracias a un mecanismo de activación refleja, provocando una contracción de la musculatura del suelo pélvico.

https://www.youtube.com/watch?v=OuJ-9IknGzw

 

UDDIYANA BANDHA (Cierre o llave abdominal)

Es una retracción del abdomen hacia adentro y hacia arriba que comprime las vísceras del vientre y aumenta la presión pulmonar.

Proporciona un excelente masaje a todos los órganos abdominales. Mejora el funcionamiento de los aparatos digestivo y excretor, y es una terapia excelente contra las afecciones provocadas por las deficiencias de sus órganos. Combate eficazmente la aerofagia, la dispepsia, el estreñimiento, los prolapsos, la diabetes, etc.

Estimula el plexo solar y revitaliza todo el cuerpo.

Técnica con los pulmones vacíos

Exhalar a fondo procurando vaciar totalmente los pulmones y dejar el menor volumen posible de aire residual.

Efectuar una falsa inhalación con los pulmones vacíos para llevar la masa abdominal hacia adentro; mantener la elevación abdominal unos segundos (mientras sea cómoda la suspensión de la respiración) y, antes de inhalar, relajar el abdomen permitiendo que vuelva a su posición original.

Si se inhalar durante la ejecución de uddiyana, antes de devolver el abdomen a su ubicación normal, se corre el riesgo de una entrada violenta de aire en los pulmones, la cual podría dañar las membranas alveolares.

Técnica con los pulmones llenos

La posición para la práctica es el loto y se efectúa solo durante la ejecución de pranayamas avanzados.

Debe efectuarse conjuntamente con jalandhara y mulabandha (Cierre garganta y pélvico)

Su práctica es similar a la efectuada con los pulmones vacíos, aunque la masa abdominal no entra tan profundamente.

En este caso, las manos no se apoyan en los muslos y la espalda permanece recta.

https://www.youtube.com/watch?v=o0PPsZe-99g

 

NAULI (limpieza abdominal)

Es una gran técnica de masaje de toda la zona abdominal por medio de la rotación de los músculos rectos del abdomen. Esto permite un profundo masaje a todos los órganos internos, regenerándolos y aumentando su rendimiento, incrementando la energía vital y, en definitiva, la salud de todo el cuerpo.

Fortalece la musculatura abdominal. Gran masaje que beneficia a todos los órganos abdominales. Estimula el hígado y el páncreas, así como las glándulas suprarrenales. Mejora la digestión y elimina el estreñimiento. Regula el plexo solar y armoniza la distribución de energías en todo el cuerpo, aumentando la vitalidad y las funciones mentales.

https://www.youtube.com/watch?v=MNVjvB44k6g

 Maha-Bandha

 

Ejercicios SUELO PÉLVICO

Una correcta contracción de los músculos del suelo pélvico proporciona una sensación de presión y leve elevación de la pelvis hacia el interior del cuerpo, en torno a la vagina y el ano. No debe moverse ninguna otra parte del cuerpo, como las nalgas o la parte interior de los muslos, y no se debe contener la respiración.

 

Ejercicios Kegel

Los ejercicios Kegel tienen varias ventajas: son sencillos, efectivos, benéficos requieren de constancia y, ante todo, la localización correcta del grupo muscular que se deben tonificar (pubococcígeo).

Los pasos básicos en una primera etapa son los siguientes:

Antes de iniciar, se tiene que vaciar la vejiga por completo.

A continuación, se contraen los músculos de la vagina durante tres segundos; luego se relajan. Se repite 10 veces.

Después de una pausa, los músculos pubococcígeos se contraen y relajan 25 veces, lo más rápido que se pueda.

La paciente imagina que sujeta algo con la vagina, mantiene dicha posición 3 segundos y se relaja. Se hacen 10 repeticiones.

La mujer imagina que lanza un objeto con los músculos vaginales, conserva esa posición durante 3 segundos y después se relaja. Se efectúan 10 contracciones de este tipo.

Todos los ejercicios se realizan tres veces al día.

 suelo-pelvico-2

 

MULA BANDHA Cierre o llave del perineo

La contracción de mulabandha incrementa la circulación sanguínea en el área perineal y tonifica los nervios pélvicos. Estimula los órganos de esta región.

Un ejercicio yóguico para prevenir el prolapso genital que fortalece el suelo pélvico, activa el sistema nervioso parasimpático pelviano y estimula la glándula coxígea que ejerce un suave influjo sobre respiración, la tensión arterial y el sueño. Mejora la digestión, problemas de piel, masajea el hígado, riñones y bazo.

También se recomienda casos de eyaculación precoz, anorgasmia, para reducir la frigidez y reafirmar los tejidos de las paredes vaginales.

Genera una corriente de impulsos nerviosos y energéticos hacia la cabeza, estimulando los centros superiores del cerebro.

Intensifica la actividad de muladhara chakra y colabora al despertar de la energía kundalini.

Consiste en contrae el músculo del esfínter anal como si estuviéramos deteniendo una evacuación.  Se sentirá una elevación hacia arriba y hacia adentro.  Una vez que este músculo se encuentre en tensión,  se contrae el área que rodea a los órganos sexuales.  Sentirá una elevación y una rotación hacia adentro del hueso púbico; es como si se tratase de interrumpir el flujo de la orina a través de la vía urinaria.  Enseguida contrae los músculos abdominales inferiores y el punto del ombligo (3 dedos debajo del ombligo físico) hacia la espina. 

Esta cerradura puede ser aplicada ya sea con suspensión de la respiración dentro o fuera.

Mañana será otro día…

Todos tenemos días muy difíciles:

unos están llenos de cansancio,

otros de dolor,

otros de problemas.

Pero así como ésta realidad debe ser aceptada,

tenemos un consuelo…

 

Mañana será otro día.

Cuántas veces nuestro panorama

se viste triste y desalentador y,

súbitamente algo pasa

y encontramos solución a nuestro problema

y algo que parecía no tener solución,

se resuelve fácilmente.

El tiempo cierra heridas

y suaviza resentimientos.

 

Cuando nos sintamos agobiados por los problemas,

el cansancio o el dolor,

digamos con firmeza:

Mañana será otro día.

Cielo

Arreglar el mundo

 

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba sus días en su laboratorio en busca de respuesta para sus dudas.

Cierto día, su hijo de seis años invadió su santuario, decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiera entretenerlo. De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba. Con unas tijeras, recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta, se lo entregó a su hijo diciendo:

  • Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin la ayuda de nadie.planeta-Tierra

Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente:

  • Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo.

Al principio el padre no creyó en el niño. Pensó que sería imposible que, a su edad, hubiera conseguido componer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones, con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible?¿Cómo el niño había sido capaz?

  • Hijito, tu no sabías cómo era el mundo, cómo lo lograste?
  • Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura del hombre. Así, que di vuelta a los recortes, y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía como era. Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y vi que había arreglado al mundo.

Gabriel García Márquez