Siguenos en Facebook

Vivir como las flores

  • Maestro, ¿qué debo hacer para no quedarme molesto?. Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes. Algunas son indiferentes. Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que calumnian.

  • ¡Pues, vive como las flores!, advirtió el maestro.

  • Y... ¿cómo es vivir como las flores?, preguntó el discípulo.

  • Pon atención a esas flores, continuó el maestro, señalando unos lirios que crecían en el jardín.

  • Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas. Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos.

      lirios_azules

      • Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden. Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse... Ejercita pues, la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera y perfuma la vida de los demás haciendo el bien.

      • Esto, es vivir como las flores.

      Nadie es imprescindible

      Estoy cansada de oír una y otra vez que nadie es imprescindible.

      Todos somos importantes y nadie es absolutamente reemplazable; aunque lo digan leyes del mercado; frías e inhumanas.

      Las leyes no sirven para ser aplicadas a las personas.

      Somos personas, no cosas. Tenemos sueños, ilusiones, esperanzas, sentimientos.

      Hay personas inmensamente necesarias, irremplazables, que por su magia se convierten en imprescindibles.

      Personas que desaparecen de nuestras vidas, pero jamás de nuestro corazón.

      La Paz perfecta

      La Paz Perfecta

      Aún en medio de la tormenta y los tiempos difíciles es posible vivir en paz ¿estás dispuesto a lograrlo?

       

      Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz

      perfecta.

      Muchos artistas lo intentaron. El rey observó y admiró todas las pinturas, pero sólo hubo dos que realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

      La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto en el que se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre ellas se dibujaba un cielo muy azul, con tenues nubes blancas. Todos quienes contemplaron esta pintura pensaron que reflejaba la paz perfecta.

      La segunda pintura también tenía montañas, pero eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del que caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua. En todo ello no se revelaba nada que inspirara paz.

      Pero cuando el rey miró con más detalle, pudo ver que tras la cascada había un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en medio de su nido...

      Sin dudarlo, el rey escogió esta pintura y explicó:

      Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que, a pesar de estar en medio de todas estas cosas, exista calma y serenidad dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz.

      tormenta

      Clases Gratis

      Este sábado 31 de Mayo en Bierzo Fitness Center Mambagym, jornada de Yoga y Air Yoga totalmente gratuita, las clases de Yoga no tienen limite, sin embargo en los ejercicios con columpios, hay que apuntarse.

      Quedan muy pocas plazas. Anímate!!

       

      Aero

       

      Yo hago lo que usted no puede,

      y usted hace lo que yo no puedo. 

      Juntos podemos hacer grandes cosas. 

      Madre Teresa de Calcuta

       

       

      Clases impartidas por profesora Diplomada en AeroYoga® y AeroPilates® (Aeroyoga® Institute)

      Caminos con corazón

      Cada camino es uno entre un millón.

      Por ende, no hay que olvidar que un camino no es más que eso.

      Si piensas que no debes seguirlo, no te quedes en él bajo ninguna circunstancia.

      Un camino no es más que un camino.

      Que lo abandones cuando tu corazón así te lo indique no significa ningún desaire a ti mismo ni a los demás.

      Pero tu decisión de seguir esa senda o apartarte de ella no debe ser producto del temor ni la ambición.

      Camino

      Te advierto: examina cada camino atentamente. Pruébalo tantas veces como te parezca necesario.

      Luego hazte esta pregunta: ¿Tiene corazón este camino?

      Todos los caminos son iguales, no llevan a ningún lado. Atraviesan la maleza, se internan o van por debajo de ella.

      Si ese camino tiene corazón, entonces es bueno. De lo contrario, no te servirá de nada …

       

      “Las enseñanzas de Don Juan”, de Castaneda.

      Crecer a través de lo común

      Para vivir contento con poco;

      para buscar la elegancia en lugar del lujo,

      y el refinamiento en lugar de la moda;

      para ser dignos, no respetables,

      y prósperos, no ricos;

      para estudiar mucho, pensar con calma,

      hablar suavemente, actuar con franqueza;

      para escuchar a las estrellas y los pájaros,

      a los ignorantes y los sabios, con el corazón abierto;

      para influir con alegría, hacerlo todo con valentía,

      esperando las ocasiones, sin preocupaciones;

      en una palabra, tomar lo espiritual, lo prohibido e inconsciente,

      crecer a través de lo común.

      WILLIAM ELLERY CHANNING

      arbol_y_lago

      Que significa ser pobre?

      Un Padre económicamente acomodado, queriendo que su hijo supiera lo que es ser pobre, lo llevó para que pasara un par d días en el monte con una familia campesina. Pasaron tres días y dos noches en su vivienda del campo. En el automóvil, retornando a la ciudad, el padre preguntó a su hijo, ¿qué te pareció la experiencia?

       

      Buena, contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia.

       

      Y... ¿qué aprendiste?, insistió el padre...

       

      El hijo contestó:

        1. Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro.

        2. Nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a la mitad del jardín... y ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos, berro y otras bellezas.

        3. Que nosotros importamos linternas del Oriente para alumbrar nuestro jardín... mientras que ellos se alumbran con las estrellas y la luna. perrito

        4. Nuestro patio llega hasta la cerca... y el de ellos llega al horizonte.

        5. Que nosotros compramos nuestra comida... ellos, siembran y cosechan la de ellos.

        6. Nosotros oímos CD's... Ellos escuchan una perpetua sinfonía de sinsontes, pericos, ranas, sapos, cucarrones y otros animalitos... todo esto a veces dominado por el sonoro canto de un vecino que trabaja su monte.

        7. Nosotros cocinamos en estufa eléctrica... Ellos, todo lo que comen tiene ese glorioso sabor del fogón de leña.

        8. Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas... Ellos viven con

          sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos.

        9. Nosotros vivimos conectados al celular, a la computadora, al televisor... Ellos, en cambio,

          están "conectados" a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus siembras, a su familia.

        El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo... y entonces el hijo terminó: Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos.

         

        Cada día estamos más pobres de espíritu y de apreciación por la naturaleza.

        Nos preocupamos por TENER, TENER, TENER Y MÁS TENER en vez de preocuparnos por SER.

        Surya-Aruna

        Renunciar

        Renuncia al derecho de quejarte.
        Renuncia al derecho de guardar rencor.
        Renuncia al derecho de enfadarte por cosas insignificantes.
        Renuncia al derecho de vengarte.
        Renuncia al derecho de mentir o de actuar como un hipócrita.
        Renuncia al deseo de buscar solamente lo tuyo.
        Renuncia al gastar inútilmente tu dinero, tu tiempo…¦Úsalo en cosas adecuadas y necesarias.
        Renuncia a buscar siempre la comodidad y el protagonismo.
        Renuncia a criticar y juzgar a los demás.
        Renuncia a hablar de cosas que no edifican.

        Renunciar